Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La avería de ayer ocurrió en Cayey, en el área donde trabajaba la compañía Dgrimm, subcontratada por Cobra Energy. (Twitter AEE)

Justo el día en que una firma independiente de investigación reportó que el apagón causado por el huracán María es el segundo más grande registrado en el mundo, una avería en una línea de transmisión provocó ayer que 870,000 clientes que ya tenían el servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) se quedaran sin luz.

Al momento de la avería de ayer al mediodía, en Puerto Rico había cerca de 100,000 clientes de la AEE a los que aún no les había restablecido el servicio desde el ciclón.

Ya en octubre, un mes después del paso de María, Rhodium Group, con sede en Nueva York, había dicho que el huracán produjo el apagón más grande en la historia de Estados Unidos. Y, ahora, esa marca toma carácter mundial.

Para llegar a esas conclusiones, la firma comparó los apagones globales según las horas acumuladas sin servicio por cliente.

Hasta inicios de esta semana, en Puerto Rico se habían acumulado 3,393 millones de horas sin servicio por cliente.

A esa cifra solo la supera el apagón causado en 2013 por el tifón Haiyan, en Filipinas, que acumuló 6,100 millones de horas sin servicio por cliente.

El tercer lugar en la lista lo ocupa el tifón Bopha, también en Filipinas, que acumuló 3,200 millones de horas sin servicio por cliente. Fue en el año 2012.

En la lista de apagones de Estados Unidos, Rhodium Group destacó que el que causó María es “tres veces más grande” que el del huracán Georges en 1998. Georges, que ocupa el segundo lugar en la lista de interrupciones en Estados Unidos, acumuló 1,050 millones de horas sin servicio por cliente.

El reporte de la firma independiente de investigación solo cubre aquellas áreas que se quedaron sin electricidad debido a tormentas o huracanes, fallas de infraestructura u otro tipo de interrupción. El análisis no considera a las 1,100 millones de personas en el mundo que –se estima– nunca han tenido luz.

“Es posible que existan otros apagones grandes no relacionados con la guerra, pero, según la información disponible, María ocupa el segundo apagón más grande de la historia mundial”, agregó Rhodium Group.

Culpa de un árbol

Según la AEE, la avería de ayer –ocurrida a eso de las 12:30 p.m.– respondió a que un árbol cayó sobre la línea 50900 mientras limpiaban el terreno en los trabajos de restauración del sistema de transmisión en Cayey. La línea 50900 sale de la central Costa Sur, en Guayanilla, hacia Aguas Buenas y Bayamón.

La avería sacó de operación las centrales San Juan, en la capital, y Palo Seco, en Toa Baja. Todos los clientes de las regiones de San Juan y Carolina se quedaron sin servicio, mientras que los de las regiones de Caguas y Bayamón tuvieron pérdida parcial.

La limpieza del terreno estaba a cargo de la compañía Dgrimm, subcontratada por Cobra Energy. La AEE indicó que uno de los empleados “recibió quemaduras en sus manos, a pesar de tener su equipo de seguridad”. El empleado fue llevado a un hospital en condición estable.

El subdirector ejecutivo interino de la AEE, Justo González, estimó que “normalizar el sistema a como se encontraba antes del evento” demoraría de siete y 11 horas.


💬Ver 0 comentarios