El sismo de 5.0 de este martes causó nuevos daños a estructuras como muestra esta foto de Ponce, (Suministrada)

La actividad sísmica aumentará en el suroeste de la isla después del temblor de 5.0 que se sintió en la mañana de hoy, martes, a través de algunos municipios.

Así lo aseguró a El Nuevo Día el director de la Red Sísmica de Puerto Rico, Víctor Huérfano, quien explicó que el movimiento telúrico evidencia la irregularidad en el área sur que se mantiene temblando desde el pasado 28 de diciembre.

“Este sismo vuelve a mostrarnos lo difícil que se ha hecho analizar esta actividad. Durante la noche de ayer tan solo tuvimos tres movimientos reportados como sentidos, por lo que tenemos eventos de relativa calma, pero luego una actividad apreciable como la de esta mañana", sostuvo Huérfano, en entrevista telefónica con este diario.

Desde las 12:00 de la madrugada de hoy hasta las 10:45 a.m., momento cuando se registró el sismo, la Red Sísmica había registrado solo tres movimientos de tierra con magnitudes de 2.3, 3.2 y 3.3, respectivamente.

Los epicentros de todos los temblores que se han registrado durante la últimas horas estuvieron ubicados en el área sur de la isla.

Aunque la magnitud de este nuevo movimiento de tierra fue de 5.0, Huérfano señaló que no implica una nueva actividad sísmica, sino que responde directamente al terremoto de 6.4, que sacudió la isla el pasado 7 de enero.

“Esta es una réplica de ese terremoto y no implica mayores circunstancias, sino solo un aumento en la frecuencia porque la falla tiene que liberar energía. No ha habido nuevas actividades sísmicas. En el caso del suroeste, lleva activo desde el 28 de diciembre, pero todo lo que ocurre después del 7 de enero está relacionado con el terremoto de 6.4”, explicó Huérfano.

Tras el sismo de 5.0, hasta las 12:30 del mediodía, la RSPR había reportado como sentido solo un temblor con una magnitud de 3.6 y cuyo epicentro se ubicó a 17 kilómetros al sur-sureste de Guánica, justo la misma distancia en la que se generó el movimiento de las 10:45 de la mañana.

El movimiento de tierra tuvo una intensidad de VI en los municipios de Ponce, Guayanilla y Guánica.

“Aquí en Mayagüez lo percibimos bastante fuerte, imagínate en esos municipios cercanos al epicentro. Es de esperarse que debido a esta intensidad se hayan registrado grietas”, aseveró Huérfano.

El alcalde de Guayanilla fue el primero en reportar daños, específicamente en una estructura donde ubica una piscina municipal. Allí se generó una grieta en una de las paredes y un arco.

“Tanto la pared como el arco están a punto de colapsar”, dijo Torres Yordán, al explicar que ambas estructuras “ya estaban comprometidas” tras el terremoto del 7 de enero y sus réplicas.

Entretanto, Huérfano pidió calma a la ciudadanía a la que también le exhortó a no bajar la guardia y prepararse en caso de cualquier eventualidad.

“Es difícil decirle a la gente que hay que acostumbrarse a esto, pero es la realidad que vivimos. Prefiero decir: vamos a prepararnos. Hay que sobreponernos a toda esta situación. Y muy importante es recalcar que tenemos eventos de calma y otros que de repente nos sorprenden así que nunca se puede perder de perspectiva nuestros planes de emergencia y preparación”, puntualizó Huérfano.


💬Ver 0 comentarios