Reunión del presidente de la Utier Ángel Figueroa Jaramillo y un grupo de celadores de la AEE con la secretaria de la Gobernación Zoé Laboy. (Juan Luis Martínez Pérez)

La Fortaleza se comprometió hoy con revisar una serie de contratos que la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier) denuncia como gastos excesivos en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y que tienen el efecto de impedir una mejor compensación para los celadores de la corporación pública.

La secretaria de la Gobernación, Zoé Laboy, indicó inicialmente que en la tarde de hoy estarán informándole al presidente de la Utier, Ángel Figueroa Jaramillo, las acciones que estarán tomando para atender las denuncias del sindicato que actualmente negocia un nuevo convenio colectivo para sus celadores.

Posteriormente, la funcionaria llamó a Figueroa Jaramillo para solicitarle tiempo hasta el miércoles 11 de septiembre para terminar el análisis de los documentos. El sindicato estuvo de acuerdo.

La nueva apertura del gobierno se produjo en momentos en que la Utier planificaba comenzar una serie de manifestaciones destacando sus denuncias sobre el presunto despilfarro de fondos de la AEE que provocan salarios tan bajos para la profesión que indirectamente promueven la emigración.

“Nosotros lo que estamos pidiendo es un ajuste que le permita al celador entender que es atractivo quedarse en Puerto Rico”, dijo Figueroa Jaramillo tras salir de una reunión con Laboy en el Palacio de Santa Catalina.

De ordinario, un celador tiene ingresos promedios de $40,000 anuales, dijo el líder sindical. Esta cifra, sostuvo, es, por mucho, más baja que lo que las compañías eléctricas pagan por el trabajo de sus celadores en los Estados Unidos, argumentó. La premisa de la queja de la Utier es que si se recortan los contratos “innecesarios” se tendrían los ahorros suficientes para sufragar el ajuste salarial de los celadores.

El líder sindical, acompañado por varios de los unionados de la Utier, le entregó a Laboy unas carpetas con copia de los contratos que ellos entienden que son innecesarios, en parte, porque externalizan labores que de ordinario corresponden a los propios empleados de la corporación pública. Indicó que en lo que la gobernadora Wanda Vázquez Garced evalúa la información remitida por el sindicato estarán posponiendo “por unos días” las protestas.

“El que estén analizando los documentos es algo positivo. Vamos a esperar los próximos pasos a seguir”, dijo Figueroa Jaramillo.

Laboy, por su parte, indicó que decidieron intervenir en el asunto debido a que la nueva mandataria quiere implantar políticas de apertura y transparencia en el gobierno.

Figueroa Jaramillo indicó que elevaron su reclamo a La Fortaleza puesto que, aunque la AEE se supone como un ente independiente, la política pública de todo el gobierno sale del Palacio de Santa Catalina.

Indicó, no obstante, que si el diálogo con la Fortaleza no produce las decisiones que esperan retomarán la agenda de protestas en las calles.

Actualmente, la oferta de la AEE consiste en un aumento salarial de 10 por ciento a los celadores 2, y de 15 por ciento a los celadores 3 y 4. La diferencia está basada en el grado de complejidad y experiencia de los puestos, se explicó en un comunicado.

“Hay realidades fiscales que tenemos que observar. Conscientes de ello que en la AEE ha tomado las medidas necesarias para hacer los ajustes presupuestarios requeridos. De hecho, se han logrado economías en gastos operacionales ascendentes a $170 millones.  Para el 2016 los gastos operacionales ascendían a $798 millones, mientras que para el año fiscal 2019 ascenderán a $628 millones”, sostuvo ayer el ingeniero José Ortiz Vázquez, principal oficial ejecutivo de la AEE.

Jaramillo, por su parte, ha indicado que la cantidad de celadores se ha reducido de 1,200 en el año 2000 a 700 en la actualidad, que trabaja con el doble de la infraestructura con la que contaba la corporación hace casi una década.

"Toma eso en cuenta y compáralo con los 700 que tenemos hoy para unas 34,000 millas de cable de transmisión y distribución entre soterrados y en postes. Eso no es real. Y por eso se nos están yendo los compañeros porque hay muchas ofertas de empleo en Estados Unidos que envuelven mejores condiciones laborales y beneficios marginales", destacó Jaramillo el pasado 22 de agosto.


💬Ver 0 comentarios